Yäbanna, Hoy es un buen día para sonreír

IMG_3447Yäbanna significa felicidad, felicidad que inundó nuestro campamento. Yäbanna es el elfo de la alegría, dulce, cariñosa, cuidadosa con los demás, pero sin duda alguna alegre, es puro derroche de alegría. Yäbanna llegó al campamento con la máxima ilusión de pasárselo muy bien y conseguir que nuestros niños fueran tan felices como lo era ella, y junto a la ayuda de Dulcina, nos pidió que le ayudáramos a construir el amuleto de la alegría. Para eso nuestra elfa más sonriente pensó y pensó e ideó un gran plan. Llamó  a su familia e hicieron un juego donde rieron, se mancharon un poquito, hemos de admitirlo, pero sobretodo ningún niño perdió la sonrisa.

Tras el juego, el  amuleto no quedó como Yäbanna esperaba y se puso bastante triste, pero por la noche vino a vernos y a decirnos que no pasaba nada, y que ella quería jugar a algo para divertirse. Pero entonces conoció a nuestros mellizos más característicos del campamento, Teo y Ernesto, y vio  que hiciese lo que hiciese no era DSC_1210posible hacerles sonreír.  Entonces se le ocurrió organizar un gran concurso, un furor, donde los chicos jugaban contra las chicas, donde los niños bailaron, cantaron y disfrutaron. Al final de la noche, tras haber un equipo ganador, los niños nos dieron una gran lección a todos, y tras aprender el valor de la solidaridad, los chicos compartieron la recompensa final con las chicas decidiendo quedar en empate ¡Fue algo asombro! Algo muy bonito de ver, que dibujó una gran sonrisa en la cara de todos los monitores, no podía ser de otra manera, Yäbanna estaba presente.

Cuando Yäbanna fue a darle a nuestros mellizos la esencia de la felicidad, Apareció Badlac, nuestro malvado, asustando a todos nuestros niños y haciendo que Yabänna se desmayase. Para ayudarla todos nuestros niños, cantando junto a Dulcina la canción del campamento, consiguieron despertar a Yäbanna ¡Menos mal que está bien! Tras esto, les dio la esencia de la felicidad a Teo y Ernesto y los niños, por fin, tras estos días sonrieron, pudiendo decir que tienen una sonrisa preciosa.

Baldac esta noche ha vuelto a hacer de las suyas, algunas caras han aparecido pintadas, y algunas zapatillas fuera de las habitaciones… ¿Estaremos a salvo ya, o tendremos que volver a enfrentarnos a este malvado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *