Artículo de opinión: LAS CONSECUENCIAS DE LLEVAR UNA MALA POSTURA CORPORAL

odos sabemos que la postura corporal no sólo indica apariencia física sino también, habla de nuestra salud, pero para que tengamos en cuenta cuánto puede incidir una mala postura en nuestro cuerpo, te contamos las consecuencias más importantes de llevar una mala postura corporal.

DESCARGAR NOTICIA COMPLETA

PREGUNTA:¿Pensamos  en la salud de nuestra espalda al realizar todos los esfuerzos y actividades cotidianas?

Noticia Propuesta por Marta Rausell 1º Bachillerato

Esta entrada fue publicada en 1º BACH, 1º ESO, 2º ESO, 3º ESO, 4º ESO. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Artículo de opinión: LAS CONSECUENCIAS DE LLEVAR UNA MALA POSTURA CORPORAL

  1. Iago Escorihuela Fernández dijo:

    Es un hecho que, puestos a mejorar nuestro cuerpo, nos centramos más en la estética que en nuestra salud. Deberíamos de darle más importancia a nuestras malas posturas y lo errores que cometemos cotidianamente, ya que en un futuro éstos pasarán factura sobre nuestro cuerpo y será tarde para reaccionar. Por ejemplo, algo que debería ser tan evidente como es el cuidado de nuestra columna vertebral, pasa desapercibido a diario por nosotros. Aunque si se tratara de una cuestión de belleza y no de salud, estaríamos todos preocupados por ello. Ponemos en riesgo nuestra espalda cada vez que nos agachamos a recoger algo del suelo sin flexionar las piernas y forzando la columna. Esto, en una fase tan crítica de crecimiento como es la nuestra, perjudica la curvatura de la columna vertebral y no solo ello, sino que también influye en algo que forma parte de nuestra estética y, por desgracia, a muchos les preocupa más que su salud: un vientre abultado o barriga. Además, una buena postura a la hora de dormir es fundamental para no tener dolores en la espalda, así como un buen ejercicio físico centrado en los trapecios, dorsales y lumbares. Otro de las causas del síntoma del dolor de espalda es los malos estiramientos que se pueden realizar cada vez que haces deporte. Incluso hay personas que ni los hacen. Hacerlos, a parte de generar menos dolores o lesiones, favorecerá la flexibilidad.
    Desde mi punto de vista, puesto que el saber cuidar correctamente nuestro organismo es un factor primordial en nuestra vida, deberíamos de tenerlo más en cuenta, aunque resulte difícil en esta sociedad que antepone el interés estético al saludable.

  2. Alejandro Romero dijo:

    Las personas de normal no piensan en las consecuencias que tiene para su espalda el levantar una caja de 20 kilos o sentarse con una mala postura en el sofá. Aunque parezca insignificante, estas posturas son las causantes de la mayoría de lesiones de la espalda y lumbalgias, por lo que sería interesante educar a los jóvenes en una serie de recomendaciones para evitar estos dolores evitables mediante una vida sana y ejercicio.
    Más de la mitad de la población sufre de lumbalgia, término que se refiere al dolor de espalda, esta se produce por realizar movimientos bruscos o deporte sin supervisión de un profesional que nos indique como realizar un ejercicio y no lesionarnos, entre otras. El deporte es uno de los causantes de estas molestias, realizando un buen calentamiento se reduce la posibilidad de sufrir de lumbalgia. La salud de nuestra espalda no nos preocupa pues creemos que es propia de personas mayores o de casos puntuales que tienen un porque, pero la realidad es diferente ya que en los jóvenes también se dan casos relacionados con curvaturas de la espalda que a la larga puede suponer un dolor de por vida o una operación con la consiguiente recuperación y rehabilitación.
    La salud de nuestra espalda no es un problema que nos preocupa pero cuando tenemos una molestia saltan todas las alarmas, ya que como dice la autora de la noticia: “Todos sabemos que la postura corporal no sólo indica apariencia física sino también, habla de nuestra salud´´. Hoy en día a todos nos gusta tener buena apariencia física y nuestra espalda puede ser la causante de que no se pueda producir.

  3. Nacho Pérez Vilaplana dijo:

    Es obvio que poca gente piensa en lo mejor para su espalda cuando hace movimientos cotidianos. En mi opinión la rutina en nuestras vidas tiende a acomodar a las personas, y en nuestro vocabulario comodidad no es sinónimo de salud. Por lo tanto las posturas se tienden a acomodar, es decir a realizar tareas no de la forma conveniente sino de la que menos nos va a costar. Esto se debe porque para muchas personas realizar ciertos movimientos les resulta mas costosa hacerlo de una manera adecuada por lo tanto se tiende a degenerar en una postura incorrecta que de nuevo vuelve a hacer que corregir la postura o hacer movimientos de manera correcta se convierta en una tarea mas ardua de lo que lo era en un principio.

    Al final se convierte en un círculo vicioso difícil de corregir que dejamos pasar hasta que nuestros huesos, articulaciones y músculos se resienten tanto que es tarde para corregir aquellas posturas que tan poco trabajo nos hubieran costado hacer bien en un primer momento.

    La respuesta no esta entonces en la comodidad a corto plazo a cambio de un bajo esfuerzo en utilizar las posturas correctas, sino en la comodidad a largo plazo a cambio de un esfuerzo un poco mas elevado.

  4. Sara Nácher 1ºbto A dijo:

    Una persona cuando decide hacer deporte o cualquier tarea cotidiana normalmente no tiene en cuenta las posturas que adopta ni los esfuerzos que realiza. Normalmente le empiezas a dar más importancia cuando sientes dolores o molestias en tu cuerpo, por lo tanto estamos hablando más de una acción curativa más que preventiva.
    Nuestro físico va cambiando con los años y estas malas posturas nos pueden llevar a tener graves lesiones ya que son vicios que los consideramos normales y cada vez se van agravando más. Una vez que notas los efectos de las malas posturas, pocas personas deciden acudir a profesionales para tratar dichos dolores “lesiones”.
    Es un error llegar a estas consecuencias y más aún sabiendo que desde el área de educación física y en otros ámbitos de la vida se nos recuerda constantemente la importancia de las buenas posturas cotidianas y en el deporte.

  5. Patricia Antón dijo:

    Como podemos comprobar gracias a la información que aporta este interesante artículo, tener una mala postura puede tener muchas consecuencias no solo en nuestro aspecto exterior, sino también puede afectar a las sensaciones y el bienestar de nuestro cuerpo e incluso puede conllevar consecuencias psicológicas.
    En mi opinión, creo que no tenemos muy en cuenta este hecho en nuestro día a día, ya que no prestamos atención a nuestra postura. Cuando nos sentamos en una silla o incluso cuando dormimos, tomamos posiciones incorrectas que a la larga pueden acabar dañando nuestra espalda. Muchas veces, esto ocurre porque no somos conscientes de ello y, en otras ocasiones, aunque lo seamos simplemente no le damos la suficiente importancia y por tanto no vemos necesario el corregir la postura.
    Además, a la hora de ejercitar los músculos, no nos paramos a pensar en que estos son la clave fundamental que puede hacer mejorar o empeorar nuestra postura. Muchas personas no conocen qué músculos ejercitar ni la forma correcta de hacerlo para mejorar o al menos no empeorar la posición de la columna, y siguen forzando y fortaleciendo músculos que a la larga provocarán desviaciones de la columna vertebral y algunas de las consecuencias que podemos ver en el artículo.
    Por tanto, creo que en los colegios y en los medios de comunicación, que muchas veces son los responsables de difundir entre el público estas cuestiones acerca de su salud, deberían darse a conocer la importancia de cuidar la espalda y la higiene postural.

  6. Pedro Nuñez dijo:

    Esta claro que no nos damos cuenta de la importancia que tiene nuestra espalda en los movimientos de nuestro día a día. Puede incluso parecer absurdo, pero de nuestra postura corpolar dependera el desarrollar enfermedades relacionadas o no hacerlo.

    El origen del problema podría significar su solución. La higiene postural es algo de lo que mucha gente desconoce su importancia. Fomentar el conocimiento mas general acerca de la postura corpolar a la hora de estar sentados podría ayudar a su difusión entre la sociedad y acabar asi con el problema. Otros medios como intentar que hayan sillas mas ergonómicas o de mayor comodidad en los colegios podría ayudar a evitar problemas de este tipo. Aunque en realidad todo depende de la persona propia, la cual es responsable de la postura que decida llevar.

    La respuesta pues es dar a conocer en mas profundidad como llevar una buena higiene postural y así evitar futuros problemas. Debemos cuidad nuestra espalda puesto que es para siempre

  7. Elena Valero dijo:

    Pienso que esta noticia es muy interesante puesto que nos puede concienciar de la importancia que tiene nuestra salud corporal. Adoptar una mala postura conlleva muchas consecuencia por ello debemos de tener en cuenta nuestra postura en todo momento. Lo más perjudicial es que las consecuencias no son inmediatas, sino que logramos verlas a lo largo de los años, pero ello no somos tan conscientes, ya que poco no nos importa tanto el futuro como el presente, por ello lo dejamos pasar, pero las consecuencias pueden ser diversas y con diferentes grados de gravedad. Respecto a la pregunta yo pienso que en muy pocas ocasiones pensamos en nuestra espalda al realizar esfuerzos físicos o incluso en el día a día, por ello son cada vez más los niños que presentan escoliosis. Deberíamos de cuidar más la salud de nuestra espalda ya que las consecuencias pueden ser desastrosas

  8. Sara Candel dijo:

    Yo pienso que cuando hacemos deporte no solemos pensar en las posturas que adoptamos, y solemos pensar que somos muy jóvenes para tener problema de espalda, que eso no nos puede pasar ahora o que lo estamos haciendo bien.
    Aunque tendríamos que ser conscientes de que lo estamos haciendo mal y que esto a la larga traerá consecuencias, las cuales se pueden complicar mucho.
    No solo en el deporte se suelen cometer este tipo de errores, si no diariamente, ya sea a la hora de dormir, o de que manera te sientas en la silla o sofá, como andas… Hay muchos tipos de errores que ahora ya no somos conscientes, pero si que es verdad que todavía somos muy jóvenes para corregirlo y todavía hay tiempo.
    Hay numerosos ejercicios que podemos practicar en casa, y de esa forma fortalecer la espalda.
    Por último, pienso que le tendríamos que dar una misma importancia a ella, ya que cuando seamos mucho mas mayores, puede ser que nos arrepintamos.

  9. Nadia Merino dijo:

    Hoy en día con el tiempo que le dedicamos al trabajo, el colegio o las diferentes actividades, no nos paramos a pensar por un minuto si quiera a pensar si le hacemos algún mal a nuestra espalda o no le dedicamos tiempo a penas a nuestra postura corporal porque pensamos que no tiene mucho valor frente a otras cosas. Pero en realidad es una de las cosas más importantes de nuestro cuerpo y nuestra salud ya que al tener algún problema sobre ello nos condiciona muchísimas cosas, y solo con tener problemas posturales relacionados con nuestra columna podemos tener dolores de cabeza, de lumbares, de cuello… que nos impiden realizar ciertas acciones y que a la larga irán a peor.
    Por lo que es importante llevar una vida con una buena postura de espalda desde pequeños y al mínimo problema actuar sobre ello para prevenirlo ya que cuanto antes mejor y más fácil. Y también es un tema de estética ya que hoy en día la gran mayoría de la gente aspira a tener el físico perfecto a base de una buena nutrición y ejercicio físico, pero a la hora de realizar esto último, nunca hay que dejar de lado nuestra espalda ya que es la que nos condiciona nuestro futuro.

  10. Natalia Rodrigo Frías 1º Bach A dijo:

    COMENTARIO: CONSECUENCIAS DE LLEVAR UNA MALA POSTURA EN LA ESPALDA.
    Hoy en día, casi todo el mundo, tiene una pequeña desviación en la columna, no nos damos cuenta que esto ha sucedido por cosas insignificantes. Como coger la mochila del suelo sin flexionar las piernas o llevar la mochila muy baja, por ello la espalda hace más esfuerzo del que le toca. Estas malas costumbres cuestan mucho de corregir, sobretodo que la espalda vuelva a estar perfectamente en su sitio, por ello hay que intentar evitar las malas posturas.
    Tal vez no nos demos cuenta, los jóvenes y niños, porque ahora no notamos mucha molestia o no notemos nada directamente, pero cuando crezcamos, seamos adultos o ancianos tendrá consecuencias más observables.
    Ciertos deportes si se practican sin reforzar la espalda o con las posturas incorrectas pueden llegar a ser lesivos, por ello hay que educar a los niños, a los adolescentes y a ciertos adultos y ancianos como se deben hacer los movimientos o esfuerzos para que no provoquen lesiones en nuestra columna.
    Actualmente, a la mayoría de gente le gusta tener una buena apariencia física, a nadie le gusta ir mirado el suelo cuando va caminando por la calle porque no pueda ponerse erguido o ir con molestias continuas. La salud de nuestra espalda tendría que ser motivo de cuidado continuo.

  11. Noelia Lázaro 1º Bach A dijo:

    Muchas personas sufren problemas de espalda debido a una mala postura en la oficina o por la carga de un peso excesivo. Estos actos que parecen insignificantes cuando estas realizando cualquier actividad, acaban derivando en un problema mayor cuando vas al médico y te detectan hernia discal. Hoy en día existen múltiples tratamientos y aparatos que te ayudan a corregir el problema pero puede llevarte varios meses e incluso años.
    Todo este problema se podría haber evitado simplemente corrigiendo la postura corporal en tus hábitos del día a día . Hay mucha gente, sobretodo los jóvenes, que no nos damos cuenta o no diferenciamos una buena postura de una incorrecta porque al final nos adaptamos a ella y podemos decir incluso que estamos cómodos así , pero en realidad, aunque no lo sintamos, estamos dañando a nuestra espalda. La columna vertebral es el eje principal de todo persona y si no la cuidamos o nos preocupamos de ella a la hora de realizar un esfuerzo, esa mala posición puede dar lugar a otro tipo de problemas a lo largo de todo nuestro cuerpo.
    Artículos como este nos recuerdan por un momento el mal hábito que estamos adaptando respecto a nuestra posición corporal y no porque no le demos importancia le tenemos que quitar razón , porque la verdad, la tiene y por eso no deberíamos acordarnos solo de estos problemas cuando aparecen en un texto, sino cada vez que hagamos un movimiento que afecte a nuestra espalda como simplemente agacharse y coger la mochila.
    Así que , en respuesta a la pregunta, no, no pensamos en nuestra espalda tanto como deberíamos a la hora de hacer esfuerzos por eso cada vez que hagamos algo o un profesor lea en la “motivación de la mañana” que “adoptemos una postura correcta” deberíamos pensar en que es lo mejor para nuestra salud y de esa forma, aunque sea poco a poco, evitar enfermedades futuras y lucir como muy bien dice la autora; sano, joven y bello.

  12. Mireia Montaner 1º BACH. A dijo:

    Cada año que pasa los humanos somos cada vez más sedentarios, 10 mil años atrás éramos una especie nómada. Vivíamos en movimiento. Luego cambiamos nuestro estilo de vida para trabajar la tierra.
    Desde entonces cada avance de la humanidad nos acerca más a la inactividad y a la falta de movimiento. Vivimos frente a la pantalla del ordenador, de la televisión, ante el plato, en el coche o en el sofá, no nos movemos ni cuidamos nuestra postura. La cantidad de actividad física que realizamos va disminuyendo cada año, con la ambición de no querer perder tiempo, estamos realizando varias actividades a la vez, desde un mismo lugar y en una misma posición.
    Cuando estamos en clase o estudiando, solemos adaptarnos a una postura que abusa de determinadas zonas musculares y deja otras inactivas. Los músculos que trabajan con más frecuencia son mucho más fuertes, pero sufren de exceso. Los que no se utilizan a la larga se deforman, debido a la inactividad. Con ello se vician nuestros hábitos corporales.
    La falta de potencia muscular facilita que los músculos se sobrecarguen generando contracturas ante esfuerzos que normalmente son ligeros. La inactividad física del estado sedentario, disminuye y empeora los reflejos musculares, provocando que estos se contraigan in-adecuadamente o des-coordinadamente, generando lo que normalmente se le llama una “contractura muscular.”
    Al estar sentado es muy frecuente la adopción de posiciones o posturas incorrectas, que aumentan la presión en ciertas articulaciones de la espalda, el cuello, y el coxis. Y es que una postura inadecuada puede generar la aparición de fisuras, protrusiones o incluso una hernia discal en la espalda.
    El sobrepeso es frecuentemente asociado con el sedentarismo, el hecho de estar en una misma posición por mucho tiempo junto a una mala alimentación, conlleva al aumento de peso. Y un mayor peso provoca que huesos y articulaciones deban de realizar mayores esfuerzos por mantener en equilibrio y buen funcionamiento de las articulaciones de nuestro cuerpo.
    No levantarse de la silla cada hora y media, no mover el cuello ni hacer ejercicios de estiramiento, tirarnos en el sofá de cualquier forma así como no tener la espalda recta frente al ordenador, son las posiciones más comunes que adquirimos y que perjudican la salud. No se trata de volver a ser nómadas, o de cazar y correr todo el día….sino de reconocer nuestro cuerpo como un ente en movimiento y cuidar la forma en la que lo colocamos para que dure lo máximo posible

  13. Almudena Amorós Iglesias 2 ESO A dijo:

    Este artículo nos hace conscientes de que tener una mala postura no solo es eso, sino que nos perjudica a muchas cosas más como tener dolores, una mala imagen refiriéndose a que la postura de tu cuerpo se modifica o incluso teniendo problemas de salud a causa de este pequeño detalle sencillo de corregir pero que la gran mayoría cometemos.

  14. Alejandro Beltrán dijo:

    Cuando hablamos sobre le prevención del dolor de espalda, lo hacemos en modo negativo: cómo no levantar un peso, cómo no debemos sentarnos…
    En positivo, podemos educar en la prevención a través de la recomendación de ejercicios específicos para la zona lumbar que a continuación enumero:
    1) Acostado sobre una superficie plana, lleva una de tus rodillas hacia tu pecho, seguida de la otra. Repetir varias veces para calentar la zona y fortalecerla.
    2) Sentado sobre una silla sin respaldo, cruza una pierna sobre la otra y gira la cintura y los hombros primero hacia un lado y luego hacia el otro. Repite este ejercicio cruzando la otra pierna para favorecer el correcto giro de la espalda.
    3) Con la espalda plana sobre el suelo (o una esterilla), deja caer lentamente tus rodillas primero hacia un lado y luego hacia el otro, tratando de que las rodillas toquen el suelo a tu lado sin levantar ninguno de los dos hombros de la superficie plana.
    4) De rodillas y apoyando las palmas en el suelo, pon la espalda recta como formando una mesa, baja la cintura lo más que puedas y finalmente inclínala hacia arriba sin despegar las manos ni las rodillas. Repite esto varias veces y así fortalecer la espalda.

    Formando a las personas con una actitud proactiva, se podrían prevenir estos problemas a la vez de que se mantienen hábitos saludables, siempre sin olvidar el resto de consejos sobre la postura corporal.

  15. Fran García Lejarraga dijo:

    En la actualidad, las personas nos vemos sometidas normalmente a esfuerzos tanto físicos como mentales que requieren de partes de nuestro cuerpo,estas necesitan estar en perfecto estado para que se puedan realizar de la manera más eficaz y cómoda posible.Una de estas partes que es necesaria para realizar estos esfuerzos es la espalda,cuya función primordial es mantener recto todo nuestro cuerpo.

    Como bien he dicho, la espalda es esencial para realizar la mayoría de esfuerzos y actividades que uno realiza en su vida cotidiana, esto lo sabemos todos, pero lo que no sabemos es que para que la espalda nos ayude a realizar estos esfuerzos y que no nos hagamos daño al hacerlos hay que cuidarla.Para ello no debemos adoptar unas malas posturas al sentarnos en una silla, dormir de una forma en la que la espalda sufra o incluso llevar la mochila d una manera inadecuada porque es a moda ya que a la larga esto puede pasar factura a la espalda aunque no nos demos cuenta.
    En el ámbito deportivo la espalda es esencial para realizar grandes esfuerzos y si estos esfuerzos no se realizan adecuadamente esto también influye que a la larga la salud de nuestra espalda empeore y haga que cuando ya seamos mayores no podamos realizar algún esfuerzo que si que podríamos realizar,todo por el simple hecho de no cuidar nuestra espalda correctamente.

    En conclusión pienso que los jóvenes en espacial de hoy en día no se dan cuenta en los problemas que conlleva tener unos malos hábitos de espalda desde jóvenes y no piensan en que cuando sean mayores esto le va a impedir realizar actividades que si que podrían realizar si hubiesen cuidado la salud de su espalda.

  16. Paula Almenar dijo:

    Para ser sinceros, en la mayoría de los casos no pensamos en la salud de nuestra espalda, normalmente, esto sólo ocurre cuando anteriormente al hacer el esfuerzo ya teníamos molestias o cuando al realizar bruscamente ese movimiento en concreto siempre sentimos el mismo dolor o molestias, en este caso, procuramos que no se vuelva a repetir adoptando una postura mejor o diferente.
    Una buena salud en nuestra espalda nos aporta un mayor rendimiento, tanto físico como psicológico, ayudando a la concentración, por ejemplo.
    La mayoría de veces que corregimos posturas es por estética, o por dolor inmediato, sin tener en cuenta, que una mala salud de la espalda puede acarrear problemas cuanto más pasa el tiempo sin corregir estas posturas indebidas.
    Corregir una mala postura de espalda cuesta más que aprender una buena postura, por eso, desde bien pequeños se tiene que inculcar la buena salud de espalda, para no arrastrar problemas durante el crecimiento.
    Creo que deberíamos concienciarnos antes y con más información, esto ayudaría a muchas personas.

  17. Carlos García Marí dijo:

    El simple gesto de sentarte bien cada día en tu trabajo, o en clase podría definir en mayor o menor medida tu salud corporal y sus posibles consecuencias a largo e incluso corto plazo.¿ Si te lo dijeran así todos los días como reaccionarías? Si bien es cierto que lo hemos oído muchas veces a lo largo de nuestra vida escolar, ahora, gracias al artículo podríamos comprender realmente el por que realizar un “sacrificio” de confort para que nuestra salud se mantenga mejor a lo largo del tiempo.
    Desde lesiones en la espalda, pasando por disminución de la flexibilidad y la pérdida de tensión en los músculos abdominales con la consecuente barriga que a nadie agrada.
    Así pues, para concluir, deberíamos pensar un poco en nosotros mismos mas que en la comodidad que una postura incorrecta pueda proporcionarnos en un período breve de tiempo.

  18. Álvaro Gimeno Blat 4ºESO B dijo:

    La mayoría de la gente no es consciente de lo grave que pueden llegar a ser las malas posturas corporales para la espalda, como por ejemplo sentarte mal en el sofá o levantar peso haciendo fuerza con los brazos en vez de con las piernas (causando daños a la zona lumbar). La mayoría de la población sufre algún tipo de daño en zonas lumbares y dorsales debido a estas malas posturas corporales. Pero la gente no le da la importancia que requiere.
    Estos problemas se comienzan a incuvar desde la edad de adolescentes; llevando la mochila con mucho peso a clase, sentandos mal en las aulas,…
    En ese momento, ningún tipo de daño es causado, pero a medida que una persona va envejeciendo, esos dolores se hacen más grandes.
    Por esta misma razón, cabe concienciar a las personas lo antes posible, de esta manera se podrán prevenir los dolores que a tantas personas afectan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *