Al aire libre

Los niños disfrutan de un amplio parque de arena equipado con; columpios, balancines, toboganes, porterías, canastas, casita de madera, tren y tubos en los que pueden jugar activamente, al tiempo que desarrollar sus habilidades motrices.
Aprenden a controlar los movimientos de su cuerpo y a tomar consciencia de él. Consiguen equilibrio, ubicación en el tiempo y el espacio, control de las posturas y coordinación. Desarrolla su creatividad, fomenta el aprendizaje y mejora la concentración, la atención y la memoria.

Los comentarios están cerrados